Agricultura Extensiva: Descubre Qué Es, Sus Características y el Impacto en la Sostenibilidad

¿Qué es la Agricultura Extensiva?

La agricultura extensiva es un modelo de producción agrícola que se caracteriza
por el uso de grandes extensiones de tierra con una baja densidad de mano de obra, recursos y
aplicación de insumos. Este sistema agrícola enfatiza en el aprovechamiento extenso del terreno
en lugar de la intensificación de los factores de producción.

Quizás también te interese:  Guía Sostenible: Cómo Preparar y Aplicar Aceite de Neem y Jabón Potásico en Tus Plantas

Características Principales

  • Menor uso de fertilizantes, pesticidas y herbicidas.
  • Baja densidad de siembra respecto a la extensión de la tierra.
  • Dependencia de los factores naturales como clima y fertilidad del suelo.
  • Producción por unidad de superficie relativamente pequeña.
  • Énfasis en el respeto de los ciclos ecológicos y biológicos naturales.

Ventajas de la Agricultura Extensiva

Sostenibilidad Ambiental

Quizás también te interese:  Fertilizantes Ecológicos para Marihuana: Tipos y Uso Sostenible

Uno de los principales beneficios es su contribución a la sostenibilidad ambiental, minimizando el
impacto negativo en el ecosistema. Al requerir una menor cantidad de químicos, este tipo de
agricultura ayuda a preservar la calidad de suelos y aguas subterráneas.

Mantenimiento de la Biodiversidad

Al promover prácticas menos invasivas, la agricultura extensiva favorece la conservación de
la biodiversidad. Las amplias áreas de cultivo permiten la convivencia de especies
silvestres que se ven desplazadas por otros modelos agrícolas más intensivos.

Económicas

A nivel económico, este tipo de agricultura puede suponer una reducción de costos al
disminuir el uso de insumos externos y la necesidad de maquinaria compleja y mano de obra intensiva.

Desventajas de la Agricultura Extensiva

Producción y Rendimiento

En contraparte, la baja densidad de cultivo resulta en una menor producción total, lo que puede
traducirse en menores ingresos y una eficiencia productiva reducida comparada con la
agricultura intensiva.

Vulnerabilidad a Factores Climáticos

Este tipo de agricultura es altamente dependiente de los factores climáticos, lo que la hace
vulnerable a las inclemencias del tiempo y a la variabilidad estacional, pudiendo afectar
negativamente a las cosechas.

Dificultades de Mercado

Las prácticas extensivas pueden enfrentarse a dificultades de inserción en los mercados,
donde la demanda frecuentemente favorece productos de mayor disponibilidad y precios más competitivos,
características que usualmente son atributibles a sistemas de producción intensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio